El cáncer de próstata es una patología maligna frecuente en los hombres; mientras mayor sea la edad, tiene más riesgo de padecer esta enfermedad.

Además, es la segunda causa de muerte en el sexo masculino en México. 

“La edad es uno de los factores de riesgo más importantes, aunque existen casos en personas jóvenes, pero tiene mayor prevalencia de los 60 a los 70 años de edad”, señaló Julio Guillén Rodríguez, médico jefe del servicio de Urología de la Unidad Médica de Alta Especialidad No. 1, del IMSS.

Señaló que otro de los factores de riesgo es la herencia, ya que si algún familiar directo, hermano o padre, la padeció, existe mayor posibilidad de que la desarrolle.  

La alimentación basada en grasas de origen animal, obesidad, sobrepeso,  sedentarismo, así como fumar incrementa el riesgo de padecerla.

Los síntomas del cáncer de próstata pueden incluir problemas para orinar, como dolor, dificultad para iniciar o detener el flujo de orina o goteo, dolor en la parte baja de la espalda y al eyacular.

“Para diagnosticar el cáncer de próstata, se hace un tacto rectal para buscar algún bulto o cualquier cosa fuera de lo normal. También se realiza un análisis de sangre de antígeno prostático específico. Si los resultados son anormales, se solicitan otros exámenes como ecografía, resonancia magnética o biopsia”. 

Ante ello, el médico recomendó a los varones acudir una vez al año con el especialista después de los 40 años de edad, para poder detectar a tiempo esta enfermedad.