Miembros del Seminario de Cultura Méxicana, aficionados de la enología y público en general vivieron una noche de disfrute por medio del gusto, el oído y la vista.

Con la presencia del sommelier Raúl Alfredo Gil Obregón y la velada amenizada por Fernando Concha y Antonio Natera, la Noche bohemia y Cata de vinos en las instalaciones del JuFranco fue una experiencia única para los presentes.

“Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer”, con esta frase de Francis Bacon, inició la velada en la que tanto conocedores, como principiantes en el arte de la degustación del vino, aprendieron a disfrutar el color, olor, textura y sabor de tan antiquísima bebida.

Los vinos que pudieron disfrutar, analizar y comparar los presentes fueron de las marcas Tocornal, Cono sur, Finca la Linda y Luigui Boscana; de donde aprendieron a identificarlos por el tipo de uva que utilizan así como sus procesos.

El sommelier, Gil Obregón, con una charla relajada pero, concisa, explicó cada una de las características de la bebida y su razón de ser, con el objetivo de que las descripciones y vivencias perduraran en la memoria.

De igual modo, se entregaron aperitivos como quesos y aceitunas, hojaldra con ensalada de salmón, así como espaguetis, bolobanes y cuernitos acompañados de otros productos marinos.

“Somos novios”, “Contigo aprendí”, “Tú me acstumbraste”, “Amor mío”, fueron algunas de las piezas interpretadas por los músicos, quienes con sus interpretaciones lograron hacer vibrar a los presentes.

Al final de la velada, los asistentes se retiraron con alegría y felicidad, después de una noche de delicados placeres a los sentidos.