Con el objetivo de reducir los gastos que se realizan en las administraciones municipales y estatales con cada cambio de gobierno, la diputada Irma Leticia González Sánchez, propusó que el escudo de armas se vuelva la imagen oficial de todos ellos.

La integrante del Grupo Parlamentario del PRI, presentó una iniciativa de ley con la que se pretende reformar la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Guanajuato, a fin de que los municipios establezcan y preserven, de manera permanente y definitiva, el uso respectivo de su escudo de armas, sus colores y elementos de composición como imagen única.

 

“La propuesta legal señala que esta medida será para fines de comunicación social e imagen institucional del gobierno y la administración pública municipal, así como para su uso único y exclusivo en la decoración, identificación, distintivo y diseño de imagen en todos los bienes muebles e inmuebles del patrimonio municipal, formatos, papelería y documentación oficial”, señaló González Sánchez durante la presentación.

Destacó el hecho de que es común que cada tres años, autoridades municipales entrantes a su gestión de gobierno, toman la decisión de modificar la imagen institucional que sus antecesores les heredaron, con la finalidad, de que se distingan sus actividades como gobierno en turno.

“Esto sin duda demuestra en un sentido ciudadano la falta de sensibilidad en la forma de utilizar de manera racional, eficiente y apegada a garantizar bienestar social el uso de los recursos públicos, ya que los colores partidistas, la imagen poco apegada a los rasgos sociales de los municipios y el derroche económico, generan malestar y poca identidad con la autoridad municipal y genera de manera tácita, flagrantes afectaciones al erario público”, consideró.

Como ejemplo mencionó que en estados como Chihuahua, Colima, Tamaulipas o Querétaro, desde sus respectivas cámaras legislativas, se han sometido a discusión iniciativas para que tanto gobiernos estatales como municipales, aboquen sus esfuerzos administrativos en institucionalizar, de manera única y exclusiva, los respectivos escudos de armas de sus entidades, y con ello, evitar el vicio de reinventar la identidad gubernamental en cada ejercicio de gobierno.

Esta iniciativa fue turnada a la Comisión de Asuntos Municipales para su estudio y dictamen.