La entrada del Templo de la Inmaculada Concepción, en San Francisco del Rincón, será reconstruida para emular a su fachada original y dar realce a su valor como sitio histórico y turístico.

Este edificio religioso tiene más de cien años de antigüedad y es un punto clave de la historia del municipio tanto por ser punto de origen de las tradicionales Iluminaciones, como por el colegio ubicado en sus terrenos.

Debido a ello, en el mes de noviembre comenzaron los trabajos de restauración y embellecimiento de su fachada, sus torres y techos, y la instalación de una serie de luminarias para darle realce durante las noches.

Una vez finalizada esta parte de la obra, comenzó la demolición parcial de su entrada, la cual se encontraba compuesta por 3 accesos, una serie de jardineras y 3 arcos estilo pagoda, todos decorados con azulejo azul y blanco.

“El proyecto original abarca lo que es el muro atrial; de hecho no existe nada de lo que era originalmente; el proyecto viene muy completo […] vamos a tratar de darle una imagen que sea propia, conforme a lo que es lo histórico del templo”, comentó Roberto Martínez Pastrano, sobrestante de obra.

Destacó que se tuvo que hacer una investigación documental por parte del proyectista, la constructora y demás instancias implicadas para crear un nuevo muro que se asemeje a la estructura original; por lo que será de más de 1 metro de altura y estará cubierto con cantera, sobre la misma se instalará herrería que permita apreciar el atrio del templo, y los 3 nuevos accesos, harán referencia a las entradas de los templos marianos de estilo neoclásico, por lo que se colocarán columnas pareadas, con un medallón en el acceso principal.

“Hay cosas que si no van propias con la originalidad: las lozas principales de las 3 entradas, que vienen siendo lozas curvas contrarias […] la estructura metálica, el enrejado y el laminado en su totalidad va a retirarse, los muros se van a aprovechar, con la estructura existente se van a realizar algunas adecuaciones que soporten el peso de la cantera con la que se van revestir; se colocará el medallón en la entrada principal, influido por el muro original”.

Para cumplir con los objetivos del proyecto, señaló que las entradas laterales serán reecorridas alrededor de 2 metros y de esta manera lograr un mayor balance simétrico.

Agregó que durante la temporada de lluvias, la zona donde se encuentra ubicado el templo es propensa a inundaciones, por lo que se ha planeado crear accesos elevados para evitar que el agua entre, los cuales estarán diseñados para permitir un fácil acceso para personas mayores y enfermos.

 

Los trabajos están programados para finalizar durante el mes de mayo