El Santuario de la Inmaculada Concepción, ubicado en la zona centro de San Francisco del Rincón, cumplió 135 años de abrir sus puertas a feligreses, quienes año con año lo visitan durante su festividad, el 8 de diciembre.

Punto de orígen de las Iluminaciones, también con 135 años, se volvió uno de los puntos clave de la Identidad y pertenencia del municipio.

Los inicios

De acuerdo al cronista de la ciudad, el profesor Jesús Zamora, su construcción, bendecida por el canónigo José María Velázquez comenzó en 1876, en un terreno de características pantanosas, el cual fue donado por don Isidro Camarena.

 

Al terminó de la construcción del templo y de acuerdo al testimonio escrito de don Lorenzo Espinola, se llevó a cabo su inauguración, así como las primeras Iluminaciones.

Estas se realizaron en las calles del primer cuadro de la ciudad y sólo durante los días del novenario de la Inmaculada Concepción; debido a que no se contaba con luz eléctrica en esa época, se colocaron faroles para alumbrar las casas, al termino del rosario, las familias invitaban a las personas a tomar y comer algo.

3 padres

Desde 1881, el templo ha tenido 3 sacerdotes encargados de cuidar el edificio y realizar los oficios religiosos para la comunidad católica.

Los capellanes han sido el padre Manuel de la Vega, quien se encargó del templo de 1881 hasta 1910.

En ese año, asume su cuidado el padre José María Juárez, quien por 55 años continuo con la tradición de las Iluminaciones, además de establecer el colegio “El Divino Redentor”, en los terrenos del colegio.

Después de la muerte del padre Juárez en 1965, es nombrado como nuevo capellán el sacerdote Felipe Rodríguez Narvaez, quien por 51 años ha continuado la tradición y ha permitido el crecimiento del colegio, el cual tiene ahora por nombre “José María Juárez”, en honor a su antecesor y a todo el bien que hizo en la ciudad.

Como dato curioso, el dibujante Rius, en su obra “Los Agachados”, señaló que el Santuario de la Inmaculada Concepción, es el único templo en todo México, con una escuela en su atrio.

La restauración

Tras la inauguración de los trabajos de restauración e iluminación de la parroquia de San Francisco de Asís, en diciembre de 2015, el gobernador Miguel Márquez Márquez anunció la restauración del Santuario de la Inmaculada Concepción.

Debido a ello, se realizaron estudios por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la licitación de proyectos de obra por parte de la Secretaría de Obra Pública del estado de Guanajuato.

La ganadora de la licitación fue la empresa Consultoría y construcciones del centro S.A. de C.V., bajo el contrato SOP/RE/LS/PU/ED/OB/OP/2016-0230, la cual inició trabajos en noviembre de 2016 y terminará en enero de 2017.

Durante los trabajos de restauración, se encontraron elementos olvidados por el tiempo, así como desgastes significativos, entre los más llamativos se encuentra: la desaparición de decorados propios de los templos marianos, erosión en cantera, humedad en muros y techos, así como una leve separación en la estructura de las torres del templo.

Esta última fue analizada por expertos en estructuras y del INAH, los cuales determinaron que era una separación natural producto de la vibración de las campanas y que en nada afectaba a la integridad del edificio.

Hasta el momento se tiene programado el gasto de casi 3 millones de pesos en estas obras de dignificación del edificio pero, es posible que se amplíen los trabajos a más etapas, las cuales podrían incluir la reconstrucción de los arcos del atrio del templo.